Antecedentes

El origen de la Mapoteca se puede señalar con precisión en el discurso que pronunció Porfirio Díaz ante el Congreso de la Unión el 15 de febrero de 1877, en el que se proclama la creación de un archivo cartográfico  “cuya utilidad no puede ser desconocida”.

Desde entonces, el destino de tan valiosos archivo cartográfico quedó integrado primero al Departamento de Cartografía del Ministerio de Fomento, para proseguir, por más de un siglo, en aquel impulso de acrecentar su acervo, de tal manera que hoy es la Mapoteca más importante de México que desde 1977 ostenta el nombre de Mapoteca Manuel Orozco y Berra.